Plan de Conindustria contempla recuperar 60% de la capacidad de producción en 12 meses

CaraotaDigital.- La Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria) presentó este miércoles un plan de políticas públicas con la intención de recuperar la capacidad de producción en el país, la cual, a su juicio, pudiera recuperase hasta en un 60 por ciento en un período de apenas 12 meses.Luego de un largo camino de diagnósticos, investigación, análisis y debates, Conindustria hizo público su plan, definiendo metas y tiempos, delineado en tres etapas para su ejecución: arranque de máquinas; construcción y fortalecimiento de ventajas competitivas; y la especialización de la industria.
 
Durante el evento Hacia una Venezuela Industrializada: La Ruta, celebrado en el Eurobuilding Hotel & Suites, Juan Pablo Olalquiaga, presidente del gremio manufacturero, manifestó en que este plan de desarrollo económico e industrial por sí solo no es suficiente, sino que es una parte del rompecabezas que hay que armar para tener un claro camino en la dirección de construir un país que, lejos de ser decadente, sea capaz de producir, sobre todo prosperidad.
 
“La gobernabilidad que se desprende de políticas públicas acertadas es uno de nuestros propósitos, así como requiere de nuestra corresponsabilidad. Es requisito y exigencia de la sociedad en su conjunto. Para que se materialice el cambio político es obligatorio tener una visión consensuada de país, de la cual se desprendan planes sectoriales estables de desarrollo, los cuales conformen el compromiso a ser instrumentado tanto por unas autoridades transitorias, así como por una sucesión de gobiernos posteriores. Así lo entendemos, así lo exige la comunidad internacional y espero que así también lo comprendan todos y cada uno de los integrantes de los partidos políticos nacionales”, expresó.
 
Recordó que, según Francis Fukuyama, la historia de muchos países ha reconocido que una institución sólida es inherente al desarrollo económico, y esa institucionalidad se traduce en derechos de propiedad, sistemas legales y cortes imparciales que hacen valer estos derechos y estado de derecho, pero también instituciones como sistemas electorales, formas de poder ejecutivo y federalismo que proveen representatividad, legitimidad, resolución de conflictos y acciones colectivas y, finalmente, normas y hábitos que influyen en cómo se utilizan esas instituciones para que no sean cascarones vacíos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *