6 Junio, 2017

Conócenos

Alianza del Lápiz

¿Quienes somos?

La Alianza del Lápiz es una organización política y social creada en Caracas en el 2010, inspirada en el pensamiento político de eminentes venezolanos de la talla de Arturo Uslar Pietri, Luis Beltrán Pietro Figueroa y Cecilio Acosta, que busca la transformación de Caracas en la Ciudad Educadora de América Latina, así como a Venezuela en el país de la educación.

Nuestros inicios

La Alianza del Lápiz nace como un movimiento social y político a partir del trabajo social realizado por la Fundación Casa Arturo Uslar Pietri, a través de su programa permanente La Casa del Lápiz; que desempeña el rol de plataforma política para los líderes sociales egresados de los programas técnicos, educativos y de liderazgo impartidos en las Casas del Lápiz.

¿En qué creemos?

Defendemos la Economía Social de Mercado como visión de desarrollo para la libertad, solidaridad y la justicia social a través de la libre competencia y respeto a la propiedad privada. Del mismo modo, creemos en la resolución respetuosa e inclusiva de los conflictos mediante la educación como herramienta de transformación social, capaz de impartir valores democráticos, como sanadora de la polarización que hoy vive Venezuela.

Nuestros Objetivos Políticos

A partir de la articulación social, buscamos la conformación de un sólido y renovado liderazgo político que de plena estabilidad a la capital de Venezuela, en medio de los desafíos que representa el rescate de la democracia y la civilidad. Nuestro primer objetivo político y electoral es ganar la Alcaldía del Municipio Libertador de Caracas, sede de todos los poderes públicos nacionales y de cuya actuación depende la estabilidad institucional de un nuevo gobierno nacional que inicie los necesarios cambios que el país reclama. Estamos convencidos que es Caracas, Distrito Capital, por dónde se inician los profundos cambios que traerán la democracia y la libertad.

Red de Emprendimiento Social  y Político Casa Del Lápiz

La Casa Del Lápiz es una programa permanente de la Casa Arturo Uslar Pietri, sin fines de lucro, que promueve el empoderamiento de los individuos de los sectores populares en el Municipio Libertador de Caracas, a través de una formación integral enfocada en valores democráticos y de emprendimiento con carácter social en profesiones técnicas, por medio de una red de centros educativos de iniciativa comunitaria; a fin de motivar la participación democrática y el liderazgo de sus integrantes en los asuntos locales, regionales y nacionales.

En la Casa del Lápiz entendemos la educación como una herramienta de transformación social que tiene el poder de facilitar el diálogo entre los distintos factores que conforman las comunidades, de modo que puedan resolver respetuosamente sus diferencias de una manera plural e inclusiva y que integre los distintos puntos de vistas. De manera que los valores del emprendimiento y el esfuerzo por producir cambios positivos en las comunidades se sobrepongan a la crisis nacional, para crear una sociedad más productiva y armoniosa.

¿Qué hacemos?

Como principales promotores de la educación en Caracas, otorgamos herramientas prácticas a los ciudadanos de los sectores populares con las que puedan generar productos y servicios en sus localidades, fortaleciendo el crecimiento de la economía local y traduciendo ello en autonomía económica.

Para lograrlo, localizamos los sectores más vulnerables del Municipio Libertador y detectamos las necesidades más fundamentales de la zona a por medio del trato directo con los líderes comunitarios, así como a través de foros y asambleas, las cuales motivan la iniciativa de los miembros del sector en postular su casa como centros educativos.

Con la tutela de La Casa del Lápiz, los hogares de los sectores populares logran convertirse en los ejes centrales del desenvolvimiento educativo gracias a un paquete de programas con planes de estudio tanto en profesiones técnicas, como las herramientas teóricas necesarias para comenzar y administrar su propio emprendimiento.

Nuestra visión

Promover el crecimiento de la economía de los sectores populares y fungir como plataforma para lograr la incidencia social y generar soluciones a los problemas de las comunidades, es una meta solo posible mediante la naturaleza educadora de nuestro programa. Ya que se ha consolidado como el único programa social de participación política que goza de aceptación y prestigio, puesto que la educación no solo nos permite incluir sino conciliar las diferencias y así hacer de Caracas la Ciudad Educadora de América Latina.